Entre la novela de suspense y el thriller psicológico.

Hace unos días adquirí una novela fascinante y perturbadora sobre la locura. A caballo entre la novela de suspense y el thriller psicológico.

¿Quieres saber quién es la responsable? Pues se trata de Joyce Carol Oates, polifacética y genial escritora neoyorquina que a sus setenta y ocho años es ,con toda probabilidad, la mejor escritora norteamericana viva. El título: “Rey de Picas

Tres tardes después, ya la he terminado y si mis ocupaciones me hubieran concedido una tregua, en una sola tarde me la hubiera ventilado. Menuda lectura, no era capaz de dejarla, no era capaz de parar.

Ha escrito más de cien libros y ha escrito de todo: novela, cuento, teatro, poesía y ensayo. Numerosas veces premiada, merecedora y firme candidata al Premio Nobel de literatura.

Cada libro de esta mujer es una joya a ser descubierta. Posee tal dominio del oficio que se mimetiza con cada uno de sus protagonistas con total naturalidad. Logra hacer de lo sencillo toda una obra maestra.

Su prosa es tan sutil, las tramas están tan bien tejidas y los escenarios tan bien ambientados que incluso un lector nobel podrá detectar la superioridad de esta escritora. La elegancia de sus escritos es de sobra conocida, así como el detallado planteamiento y el concienzudo trabajo de campo que precede a cada uno de sus borradores.

Hace algo más de un año concedió una entrevista para El País. El periodista le preguntó cómo se preparaba para escribir y cuál era su procedimiento.Estas eran sus palabras: 

Es muy intuitivo, paso mucho tiempo buscando la voz, es la parte más difícil en la etapa de planificación. Debo encontrar la voz exacta. Las frases pueden ser cortas, largas, poéticas, pero esas voces están elegidas muy cuidadosamente para reflejar el carácter de los personajes. Hay distinta gente y distintas voces, y además una voz interior de cada personaje, que puede tener dos o tres voces.

Tengo una lista de nombres para mi próxima novela, nombres de pueblos, de personas de ríos, de valles… que iré usando conforme se ajusten a la poética interior de un libro. El trabajo de la literatura es un trabajo de arte que tiene cualidades musicales y, para mí, es muy atmosférico. Es como si estuviera creando un mosaico en tres dimensiones: el tono musical, los momentos de belleza, momentos de poder…y sentido de compresión de lo que la gente ve. Pero es de una forma intuitiva.

Puedo oír la voz en mi cabeza. Sé los finales de las novelas, tengo una imagen y trabajo hacia ese final.

¿Has escuchado a algún escritor hablar con tanta pasión sobre este oficio?

¿Sabe el loco que está loco?

En Rey de Picas: una novela de suspense, conocemos a Andrew J. Rush, reputado escritor de novelas de suspense con una exitosa carrera a sus espaldas. Le avalan casi treinta títulos traducidos a casi treinta idiomas. Posee un matrimonio estable, la casa con la que de niño soñaba, tres hijos ya emancipados y un coche modelo jaguar.

Todo parece normal en su vida, la esposa ,para vencer el aburrimiento, colabora como maestra en una escuela privada. A simple vista podríamos decir que el protagonista que nos presenta Joyce es un hombre feliz.

Sin embargo, Andrew tiene un secreto. Él también es Rey de Picas, un escritor de novelas macabras, sanguinarias y de mal gusto. Nadie conoce esa segunda personalidad, ni su familia ni sus editores. Se levanta por la noche a partir de las doce y se encierra en su estudio, donde las violentas y morbosas novelas de Rey de Picas fluyen como por arte de magia desde su mente al papel. Nada que ver con los cada vez más tediosos, aburridos y soporíferos argumentos de las novelas de Andrew J. Rush. Los días transcurren sin dificultad para separar la dualidad que habita en su mente.

Hasta que suceden dos hechos que le desestabilizan: por un lado, su hija descubre a Rey de Picas, sin saber quién es su identidad, comienza a hacer preguntas. Por otro lado, Rush recibe una citación judicial en la que una vecina le acusa de plagio.

Es entonces cuando los pensamientos de Rey de Picas acuden a su mente con más frecuencia. Más siniestros, más retorcidos, más perversos.

La fluidez con la que antes escribía empieza a resentirse. Teme ser descubierto y que asocien al escritor bonachón, en cuyas novelas siempre el bien gana la partida al mal,  con el escritor pervertido y depravado.

¿Eres apto para esta novela ?

Si lo que buscas es una novela típica con una pareja de policías, uno entrado en años y kilos y la otra joven y atractiva…yo diría que no, no es tu novela. No estamos hablando de una escritora convencional, Oates siempre va más allá.

En esta novela de suspense narra algo complicado de manera tan sencilla que la actitud del protagonista te parece normal, incluso lógica, de forma que las decisiones que toma son coherentes con su personalidad. La voz de Andrew, por el que incluso he llegado a sentir compasión, nos cuenta de primera mano su oscuro descenso hacia la locura. Pero solo vamos a conocer lo que ocurre en su cabeza, así que ¿lo que ocurre en su cabeza es la versión real?

La autora homenajea a Stephen King, envidiado por Arthur, lo convierte casi en personaje. También desfilarán clásicos  con más o menos asiduidad, Edgar Allan Poe y su novela “El gato negro” , el que más, Mary Shelly y Bram Stoker los que menos.

¿Qué encontrarás en esta obra Joyce Carol Oates?

Además de una buena literatura, gracias a su calculada precisión encontrarás drama, suspense, intriga y tensión. Es original y diferente, escrita con un gran dominio de la psique humana: intelecto, voluntad y emoción. Tampoco falta una  crítica, elegante y discreta, como no podía ser de otra forma, al mundo editorial neoyorquino. Aquí tienes más información sobre la psique humana.

¿Conoces esta frase de Stephen King?

Los monstruos son reales, y los fantasmas son reales también. Ellos viven dentro de nosotros y, a veces, ellos ganan.

¿Quieres saber quién gana en esta genial novela de suspense?






Photo credit: certified su via Visual hunt / CC BY